¿Son adecuados para tu negocio los anuncios en Linkedin?

Consejos  ·  20 de agosto del 2019

No son tan populares como los anuncios en Facebook e Instagram pero pueden ser más efectivos si tu público objetivo son empresas o profesionales. Los anuncios en Linkedin son ideales para el marketing B2B (Business to Business), el que se dirige directamente a otras empresas en vez de hacerlo a particulares o a consumidores finales.

En sectores en que suele ser complicado hacer llegar nuestros mensajes a la audiencia, esta red puede ayudarte a dar a conocer tu marca en los círculos profesionales afines. Asimismo, contribuye a ampliar la red de contactos relacionada, incrementando a su vez las posibilidades de captar nuevos clientes potenciales.

Linkedin ya no es la red social que consultas sólo para buscar trabajo. Con más de 300 millones de usuarios activos al mes, Linkedin se ha convertido en mucho más que un escaparate de currículums. A día de hoy, Linkedin es en la mayor red profesional del mundo.

Para que puedas decidir si esta red es conveniente para tu negocio, te compartimos todo lo que deberías saber sobre los anuncios antes de lanzarte a probarlos:

1. Necesitas un perfil de negocio en Linkedin

Probablemente tienes un perfil personal, pero para poder hacer anuncios necesitas crear una página de empresa con información exclusiva del negocio. Para llevarlo a cabo, primero tienes que escoger el tipo de negocio y luego rellenar la ficha con el nombre, la web, el logotipo y una descripción de máximo 120 caracteres.

Si todavía no tienes un perfil de negocio en Linkedin, ¡no esperes más! Hacerlo es fácil y proporciona un espacio publicitario alternativo a tus productos y servicios.

2. Requiere una alta inversión

Si tienes en mente los 0,10 € / clic de Facebook o el 1 € / clic de los anuncios de Google, cambia el chip y olvida las comparaciones. Los anuncios en Linkedin tienen un coste bastante más elevado que el resto de redes sociales.

Se estima que el coste por clic mínimo es de 2 € y se recomienda una inversión mínima diaria de 10 € por campaña. Si el retorno de la inversión es positivo y obtienes contactos de calidad, estas cifras pueden ser excelentes, pero en caso de que sólo quieras probarlo, tienes que partir de una inversión significativa.

3. Llegas a los buzones de correo de tus clientes potenciales

Aunque los anuncios pueden aparecer camuflados entre las publicaciones del feed principal y el lateral derecho, Linkedin da a los anunciantes una posibilidad única: enviar mensajes personalizados a las bandejas de entrada de clientes potenciales. Aparte de que es una herramienta muy directa, lo mejor es que sólo reciben los mensajes los usuarios que están activos en la red y el remitente puede ser un perfil personal.

Esta comunicación tan directa también tiene un punto débil: si los usuarios no están interesados, pueden interpretar tu mensaje como spam.

4. Puedes segmentar por sectores de actividad y cargos

Para evitar anuncios no relevantes, es clave trabajar una buena segmentación. En este sentido, Linkedin nos lo pone fácil gracias a su amplia base de datos de profesionales.

A las clásicas segmentaciones de ubicación, sexo y edad, Linkedin añade segmentaciones según el nombre de la empresa, el sector, el cargo de los usuarios, la universidad donde estos hayan estudiado e incluso sus aptitudes.

Imagínate las posibilidades: podrías crear un anuncio para empresas del sector industrial del Gironès que sólo vean los cargos directivos que tengan un máster en industria 4.0. y hayan hecho cursos sobre temas de innovación.

5. Requiere de una gestión profesional

Tal y como ocurre con el Business Manager de Facebook e Instagram o la plataforma de Google Ads para los anuncios en este buscador, Linkedin dispone de su propia plataforma de gestión, el Campaign Manager.

No es una herramienta excesivamente complicada, pero si no estás familiarizado con los formatos publicitarios, las opciones de pago (por clic, por 1.000 impresiones o por envío) o el seguimiento de conversiones, la gestión diaria puede ser un poco abrumadora.

Cuando pienses en cualquier tipo de publicidad social, debes tener en cuenta todas las opciones disponibles, valorarlas y decidir cuál encaja mejor con tu negocio. Desde el departamento de marketing de CESW, ¡estaremos encantados de asesorarte y acompañarte en el proceso!