Consejos técnicos para optimizar tu web para buscadores

Consejos  ·  9 de agosto del 2019

Seguramente cuando oyes hablar de posicionamiento orgánico en buscadores piensas en acciones como introducir las palabras clave de tu negocio en textos, títulos y metaetiquetas o en crear contenido de calidad actualizado. Felicidades, ¡vas por el buen camino!

Como ya te hemos explicado anteriormente en artículos como Consejos para mejorar el SEO on page, todos los puntos anteriores son factores clave para hacer que tu web aparezca más arriba en las SERP’s (páginas de resultados de los motores de búsqueda). De todas formas, desgraciadamente esto no es suficiente.

El posicionamiento orgánico es tan complejo que Google tiene en cuenta más de 200 factores diferentes a la hora de decidir qué páginas web dentro de los primeros lugares de las páginas de resultados. En el ámbito técnico del SEO off page, en CESW tenemos en cuenta muchos de los factores esenciales para el posicionamiento antes de entregar cualquier web. Nos referimos a cuestiones técnicas como la velocidad de carga, el diseño responsive, el encadenamiento de urls, la importancia de la página de contacto, los términos de servicio y privacidad, la arquitectura web, el envío de sitemaps y muchos otros.

De todos modos, aún quedan muchos factores que cada propietario de página web debería trabajar por su cuenta. Para asistirte en la mejora del posicionamiento orgánico de tu web, te compartimos algunas de las prácticas recomendadas que facilitarán el rastreo y la indexación de tu página web por parte de Google.

  • Consigue backlinks

Junto con el contenido, los backlinks o enlaces entrantes que apuntan a tu web desde otras páginas son dos de los principales factores que ayudan a posicionar de forma orgánica. Para Google estos enlaces aumentan la autoridad y relevancia de un dominio ya que, si varios webs de calidad apuntan hacia ellos, puede significar que ese dominio es útil y de referencia.

A pesar de que obtener enlaces es una de las tareas más complicadas del mundo del SEO, no es imposible y hay que trabajar de forma transparente. ¿Cómo? Consiguiendo enlaces procedentes de tuits u otras publicaciones en redes sociales, publicando artículos como invitado (los denominados guest posts) en blogs con autoridad o haciendo curación de contenidos con herramientas como Tumblr o scoop.it.

  • Trabaja tu red de enlaces internos

Mucho más fáciles que los anteriores, los enlaces internos son aquellos que se crean entre las diversas páginas de un mismo web. Así se crea una red de páginas relacionadas que facilita tanto la navegación del usuario como la indexación de Google.

Explicado de forma más fácil: si tienes una web de venta de bombas de agua y ofreces al mismo tiempo un servicio de mantenimiento, sería ideal que cada concepto tuviera su propio apartado y que de uno se pueda acceder al otro mediante un enlace natural.

  • Mejora la estructura de las urls

Las urls demasiado largas y llenas de parámetros ininteligibles no gustan al usuario que navega, pero tampoco a los rastreadores de Google. Por lo tanto, te recomendamos crear categorías descriptivas, nombres de archivos claros para los documentos y secuencias sencillas. De este modo, los motores de búsqueda lo tendrán más fácil a la hora de indexar cada url y los usuarios navegarán de forma más intuitiva.

Por ejemplo, evita urls como esta: midominio.com/categoria123/articulo29052019. En contraposición, es recomendable utilizar las palabras clave de tu negocio en las urls y separarlas con guiones (-) en vez de hacerlo con guiones bajos (_). Además, cuando la url se muestre en un resultado de búsqueda en Google, si las palabras clave del usuario coinciden con las de la url, estas se verán en negrita.

  • Facilita la navegación

En cualquier proyecto web, la estructura es uno de los factores más importantes para favorecer que los usuarios encuentren lo que buscan y, en consecuencia, se mantengan las tasas de rebote a raya. Cuando piensas en crear tu web, es imprescindible tener antes un esquema mental de cuál será la página principal y como se accederá desde esta a los contenidos específicos. Plantea las categorías y subcategorías con lógica.

De esta lógica de partida saldrá el sitemap, un archivo XML con un listado jerárquico de las diversas páginas de nuestra web o, lo que es lo mismo, un mapa. Esto sirve para que Google encuentre las diferentes páginas de la web y las pueda indexar correctamente.

Nosotros nos encargamos de que el mapa quede colgado cuando activamos tu web pero tú también puedes suprimirlo o añadir uno nuevo desde Google Search Console cuando hagas cambios.

  • Evita enlaces rotos

A veces cambiamos la estructura de nuestra página web y nos olvidamos que esto puede generar errores 404, es decir, el "no disponible" o "página no encontrada" que ve el usuario cuando aterriza en esa página. Si es frustrante para el usuario, es aún peor para Google y lo penaliza a la hora de otorgar las primeras posiciones en los rankings.

Para comprobar que no tenemos enlaces rotos, se debe consultar la pestaña de rastreo en Google Search Console y eliminar o corregir los errores que encontramos. Una alternativa que sugiere Google en su guía de optimización para principiantes es la de crear una página 404 personalizada que aparezca en estos casos y ofrezca a los usuarios enlaces a páginas populares o relacionadas dentro de la misma web.

  • Optimiza la presentación del contenido

Muchas veces enlazamos contenido de nuestra web con otras páginas y lo hacemos a través de palabras genéricas como "haz clic aquí". Aunque la voluntad sea facilitar al trabajo al usuario, las buenas prácticas recomiendan que el texto ancla (donde hacemos clic y aparece como enlace) sea descriptivo del contenido que enlaza y contenga las palabras clave.

También en el apartado de contenidos, solemos tener en cuenta los textos pero nos olvidamos de las imágenes. Cuando subes las imágenes al gestor de CESW, recuerda que el nombre con el cual las has guardado debería contener las palabras clave. A su vez, escribe un nombre y un texto que también lo hagan.

Y como siempre repetimos, ¡evita contenido duplicado! No copies textos de otros webs y no repitas el mismo contenido en diferentes apartados del web.

Estas son algunas de las pautas técnicas que deberías seguir para que tu página web se posicione de forma natural, pero tienes también muchas otras formas de promocionarla. Las recogemos en los servicios de marketing de CESW, ¡echa un vistazo!