Consejos para mejorar el SEO on page

Consejos  ·  28 de febrero del 2019

Cada vez somos más conscientes de la importancia del SEO de los webs, aunque a menudo no sabemos exactamente qué significa ni sabemos cómo trabajarlo.  El SEO (Search Engine Optimization) es el posicionamiento orgánico de los webs en los buscadores, es decir, el orden de aparición de los webs en los resultados de búsqueda de Google, el rey de los buscadores. Este posicionamiento depende de muchos factores, entre ellos la competencia, pero hay una parte que recae directamente en nuestro web: es el llamado SEO on page (SEO en la página).

El SEO on page son un conjunto de técnicas de optimización interna de nuestro web para hacerlo más amigable para los buscadores como Google y lograr que suba posiciones en los resultados de búsqueda, haciéndolo así más visible para los usuarios.

Consejos para mejorar el SEO on page de nuestro web:

1. Estructura web: cuánto más organizada y sencilla sea la estructura de nuestro web, mejor. Aconsejamos organizar los apartados del menú en una estructura máxima de tres niveles, siguiendo la regla de los tres clics, es decir, que el usuario llegue a la información que desea haciendo un máximo de tres clics. Así facilitamos la indexación del web en los buscadores y garantizamos una navegación fácil e intuitiva a los usuarios.

2. Palabras clave: poner las palabras clave en los nombres de los apartados del web y en los textos, en la medida de lo posible y de forma natural. Es recomendable utilizar sinónimos, en lugar de repetir siempre la misma palabra, y que las palabras clave no supongan más del 10% del total del texto, para evitar sobre-optimizar y que Google se dé cuenta y nos penalice.

3. URL: las URL amigables también nos ayudarán con el SEO. Pero, ¿cómo conseguimos URL amigables? Intentando que el nombre del apartado ya contenga alguna palabra clave y evitando poner números, símbolos o caracteres extraños.

4. Contenidos: esenciales para el SEO on page, ya que los buscadores los analizan para determinar la relevancia de nuestro web respecto los de la competencia. Por eso siempre insistimos en que es muy importante crear contenido único y de calidad para los usuarios y actualizarlo a menudo para atraer más visitantes a nuestro web y fidelizarlos.

Textos:

-          Posicionan mejor los textos que incluyen la palabra clave principal en el título, que tienen un mínimo de 300 palabras y que incorporan las palabras clave cuánto más al inicio mejor.

-          Debemos de escribir pensando en nuestros clientes y clientes potenciales, en cubrir sus intereses y necesidades.

-          Recomendamos organizar el contenido con lo más importante al principio, hacer frases sencillas, usar las negritas para destacar los contenidos y facilitar una lectura rápida, evitar las mayúsculas y revisar la ortografía de los textos antes de publicarlos, ya que Google penaliza también los errores ortográficos.

-          Es interesante poner títulos y encabezados (H1, H2, etc.), teniendo en cuenta que solo puede haber un encabezado H1 en cada apartado o texto y que es equivalente a un subtítulo o resumen del artículo.

-          Acompañar cada texto de por lo menos una imagen y adjuntar información adicional con un PDF es también un buen recurso porque los buscadores los indexan.

-          Es básico no duplicar contenidos, es decir, no copiar textos ni de nuestro propio web ni de otros, porque Google lo penaliza.

¿Necesitas ideas de tipos de contenidos que puedes incluir en el web? Lee el artículo “Contenidos para atraer visitas a tu web”.

Imágenes y vídeos: los elementos multimedia nos ayudan a retener al usuario más tiempo en nuestro web y a reducir el porcentaje de rebote (visitas que han entrado en nuestro sitio web y se han ido sin navegar por él ni visitar ninguna página o apartado), mejorando así el SEO. Puesto que Google también analiza las imágenes y los vídeos, es importante que optimicemos su tamaño antes de subirlos al web (evitando que pesen demasiado y tarden en cargar) y que el nombre del archivo ya sea descriptivo y contenga palabras clave. Por ejemplo, que en lugar de llamarse “IMG7023” se llame “logotipo web cesw”.

5. Enlaces internos y externos: los enlaces internos, aquellos que apuntan a páginas dentro de nuestro propio web, favorecen el SEO on page, ya que transfieren autoridad y relevancia de unas páginas a otras y facilitan la navegación y la interacción del usuario por nuestro web. En este sentido, es muy recomendable tener el menú principal siempre visible y usar palabras clave como textos ancla. Por otro lado, los enlaces externos, aquellos que apuntan a otros webs, también son muy útiles para completar o ampliar nuestros propios contenidos y no debemos de tener miedo a perder al usuario. Eso sí, cuando ponemos un enlace externo, configurémoslo de modo que este se abra en una nueva ventana, manteniendo nuestro web abierto para que el usuario pueda regresar a él fácilmente.

6. Campos de SEO: rellenar los campos de SEO de los apartados y productos del administrador del web nos ayudará también a posicionar.

Título: recomendamos que los títulos incluyan el nombre de la empresa o marca y la palabra principal y que sean atractivos y únicos. No deben supera los 70 caracteres.

Descripción: aprovechémosla para describir mejor el contenido del apartado o el producto en cuestión, usando palabras clave y con un redactado que enganche al usuario. Cada meta descripción debe ser única y ayuda incluir en ella alguna llamada a la acción. No debe superar los 155 caracteres.

Palabras clave: se trata de poner las palabras clave asociadas al apartado o producto separadas por comas, teniendo en cuenta cómo buscará un usuario los servicios o productos que ofrecemos. Si bien es cierto que Google ya no tiene en cuenta este campo, otros buscadores como Bing y Yahoo sí.