¿Cómo elegir la mejor tipografía para tu web?

Entrevistas con expertos  ·  5 de diciembre del 2018

A la hora de elegir la mejor tipografía para nuestro web debemos tener en cuenta varios factores estéticos y funcionales: que encaje con nuestro logotipo, que se vea actual, que se lea bien, etc. Y es que no todas las tipografías transmiten lo que queremos ni se lo pondrán fácil al usuario para leer nuestro mensaje. Elisabet Quintana, diseñadora web de CESW, nos lo cuenta en esta entrevista.

¿Qué criterios deberíamos seguir a la hora de elegir una tipografía para nuestro web?

Lo primero a tener en cuenta es el logotipo, es decir, recomendamos buscar tipografías que vayan en concordancia con nuestro logotipo y con la imagen gráfica de nuestra empresa.

Después tenemos que valorar si la tipografía que nos gusta está indicada para visualización en pantalla y que se lea bien en distintos tamaños. Las más adecuadas en este sentido son las tipografías llamadas Sans Serif o de palo seco.

Las tipografías más gráficas, de estilo manuscrito o con más filigranas decorativas, es mejor reservarlas para títulos, slogans o frases destacadas, para dar un toque de creatividad al web.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando la tipografía es para web?

El requisito principal de una tipografía para web es la legibilidad. Y lo que da legibilidad a una tipografía es su funcionamiento con distintos tamaños y el contraste que le podemos dar para facilitar su lectura. Evidentemente, el sentido estético también se tiene en cuenta.

¿Por qué se recomienda utilizar tipografías que sean Google Fonts?

Las tipografías de Google Fonts son accesibles desde cualquier navegador y eso garantiza que nuestro web se verá siempre con la misma tipografía desde cualquier ordenador. Si ponemos una tipografía que hayamos comprado, muchos usuarios no la tendrán y cuando abran nuestro web, la tipografía que verán será otra, por lo tanto, perdemos el control de qué ven y cómo lo ven.

¿Qué 10 tipografías de Google Fonts recomendarías para web y por qué?

La tendencia actual en diseño web es el minimalismo. Por eso las tipografías de moda para webs son mayoritariamente Sans Serif, como:

Noto Sans – Se visualiza correctamente en más de 800 idiomas y con unos 110.000 caracteres y des de fácil legibilidad.

Montserrat – Es una tipografía con una superfamilia de 16 fuentes y con las variantes Alternates y Subrayada.

Roboto – Es una tipografía de palo seco, moderna y de fácil legibilidad. Tiene diferentes variantes y gruesos.

Lato – Es una tipografía de palo seco con detalles redondeados que dan un toque cálido a la tipografía. Es elegante y armónica. Se utiliza tanto en diseño web como en diseño gráfico.

Raleway – Es moderna y tiene caracteres ligeramente redondeados que proporcionan una fácil lectura al usuario.

Ubuntu – Ha sido específicamente pensada y diseñada para pantallas móviles, por lo que es ideal para diseño web. Además, es de fácil legibilidad.

Quicksand – Tipografía moderna con extremos totalmente redondeados. Incorpora distintos gruesos y variantes para lograr diseños más creativos.

Dosis – Tipografía redondeada de la familia Sans Serif, con distintas variantes de grueso y una fácil legibilidad.

Open Sans – De apariencia neutra, sin serifas y con unas formas abiertas, es una muy buena fuente para diseño web y para impresión, por su fácil legibilidad. Tiene una gran variedad de estilos y gruesos.

Rubik – Tipografía de palo seco con una fácil legibilidad. Dispone de distintos gruesos y variantes.

También hay otras como la Droid Sans, la Signika, la Hind o la Oswald.

De les que son de tipo Serif recomendaría la Playfair Display, la Libre Baskerville y la Merriweather. A pesar de tener un trazo más decorativo, funcionan muy bien en textos largos.