Adiós al geoblocking del comercio electrónico en Europa

Novedades  ·  12 de diciembre del 2018

Desde el 3 de diciembre ya no hay barreras a la hora de comprar productos a través de internet entre países europeos.

El geoblocking o bloqueo geográfico que había hasta ahora limitaba el acceso a productos y servicios en función del origen geográfico del comprador. Una vez identificada la IP del usuario, que varía según su ubicación geográfica, determinadas plataformas redirigían a los usuarios a webs locales, restringían el acceso a su catálogo o, incluso, aplicaban un precio de venta diferente.

Según la Comisión Europea, actualmente el 63% de sitios web no permiten compras desde otros países de la UE, cifra que aumenta en el caso de bienes materiales. Esto no tiene ningún sentido en una sociedad en la que se han duplicado los compradores en línea. Por este motivo, ha entrado en vigor este nuevo Reglamento que elimina el bloqueo geográfico.

Eso sí, la distancia geográfica sigue existiendo y la eliminación del geoblocking no significa que un pequeño comercio que vende productos en línea deba tener la logística necesaria para enviar sus productos a cualquier sitio de Europa. El vendedor no podrá bloquear la compra de sus productos desde otros países de la UE, pero sí que puede limitar a qué regiones o países hace envíos y si el comprador quiere que se le entregue fuera de estos lugares, deberá ocuparse él mismo de gestionar el envío y asumir el gasto.

En resumen, el desbloqueo geográfico establece que los comerciantes deben garantizar la igualdad de acceso y de condiciones generales sobre los bienes y servicios que ofrecen, cuando sean:

  • Bienes que se entregan en un estado miembro donde el comerciante ofrece servicios de envío o que se recogen en lugares pactados con el cliente.
  • Servicios prestados por vía electrónica (alojamiento web, servicios en la nube, etc.).
  • Servicios que el cliente recibe en el país donde opera el comerciante, por ejemplo, el alquiler de vehículos, alojamiento, entradas a eventos, etc.

También obliga a los comerciantes a ofrecer los mismos métodos y condiciones de pago a todos los clientes, sea cual sea su nacionalidad o el lugar de residencia.

¿Qué te parece esta nueva medida hacia el mercado único digital?