8 trucos para morir de éxito en tu estrategia de e-mail marketing

Consejos  ·  17 de mayo del 2019

Si hace unos meses te hablábamos de las ventajas de integrar nuestro servicio de newsletter a la gestión de tu web, hoy hemos decidido contarte algunos trucos para sacar el máximo partido de esta herramienta. Con unas mayores tasas de conversión y fidelización que otras estrategias de marketing, el e-mail marketing es actualmente una de las herramientas más potentes del mercado. Los puntos fuertes: parte de una base de datos propia y establece una comunicación directa con nuestros clientes.

Obtener seguidores en las redes sociales está bien, pero si ya tenemos el contacto de usuarios interesados ​​en nuestros servicios, ¿por qué no enviarles mensajes personalizados? ¡Te explicamos cómo!

  • Recibe los nuevos usuarios con un mensaje de bienvenida

No hay segundas oportunidades para causar una primera buena impresión. Cuando los usuarios se suscriben por primera vez a tu lista, recomendamos que enviar un breve correo para presentarte, agradecer el interés y ofrecer tus servicios de forma más bidireccional. Una frase del tipo: somos A, hacemos B y te podemos ayudar a C.

Y recuerda: queremos ser educados, no spam.

  • Planifica un calendario y horario de los envíos

Aunque depende del sector, los mejores días de la semana para enviar correos electrónicos son de martes a jueves en horario laboral. Ante todo, evita los fines de semana (tus clientes potenciales también quieren descansar) y los lunes (es día de correos acumulados y limpieza).

Respecto a las horas, las mejores son entre las 8 y las 9 de la mañana y entre las 12 y las 4 de la tarde.

  • Sé creativo y capta el interés en el asunto

Estamos cansados ​​de ver asuntos de correo como "Novedades -inserir nombre de empresa-", "Newsletter de febrero" o "Promoción de Navidad". No castigues a tus suscriptores con correos que tú nunca abrirías y sé creativo. Dicen los entendidos que este campo determina el 90 % del éxito de la campaña.

Y si a un buen asunto añadimos un remitente personal en vez de un correo genérico de empresa, sumamos más puntos ya que generamos más confianza.

  • Segmenta los usuarios y personaliza los mensajes

Por idiomas, por regiones, por edad, por productos que han visitado tu página web, por servicios en los que se han mostrado interesados, por la fuente de suscripción, ... Las posibilidades de segmentación pueden ser tan amplias como tanta información tengas de tus clientes.

Por este motivo, te recomendamos organizar tus suscriptores en grupos afines y enviar un correo personalizado a cada uno de los grupos. A mayor personalización, mayor eficacia.

  • Ve al grano

Cuando los correos electrónicos nos inundan la bandeja de entrada a diario, todos agradecemos recibir alguno que vaya al grano: mensajes breves y concisos con instrucciones u ofertas claras. No hagas perder el tiempo a tus suscriptores.

Asimismo, no mandes correos de forma periódica si no tienes nada interesante que decir; envíalos sólo cuando tengas una oferta o noticias relevantes a comunicar.

  • Sé creativo y utiliza llamadas a la acción

Tanto si se trata de un correo informativo como promocional, presentar la información de forma diferente es un gran valor. Te animamos a complementar el texto con imágenes, infografías e incluso emoticonos. Ser divertido no va en contra de la profesionalidad.

Por último, no olvides nunca concluir el correo con un enlace a tu web, un teléfono, todos los enlaces a las redes sociales y una llamada a la acción. Si quieres conseguir resultados, simplemente tienes que decir qué resultados: llama hoy, aprovecha la oferta hasta acabar existencias, haz clic en nuestra web promocional,...

  • Haz una prueba antes de enviar correos masivos

Para evitar errores de diseño, visualizaciones no apropiadas o enlaces rotos, siempre es deseable hacer un correo de prueba antes del envío masivo.

Te lo puedes enviar a ti mismo o a tu equipo, no te llevará mucho tiempo extra y garantiza una mayor profesionalidad de cara a los clientes.

  • Facilita la cancelación de la suscripción

Se lo has puesto fácil para que reciban sus correos, pero se lo tienes que poner fácil también para que dejen de recibirlos.

Puede parecer una paradoja que incluimos aquí este punto pero, créenos, es tan importante como la captación de los suscriptores. En primer lugar, porque los suscriptores siempre pueden dejar de estar interesados ​​en nuestros servicios y, en segundo lugar, porque es una muestra de transparencia. Además, cuando se den de baja, les puedes preguntar el motivo de la cancelación y utilizar sus comentarios para mejorar sucesivos envíos.

Si ya te has decidido, en el web de Cap Empresa Sense Web encontrarás toda la información para contratar el servicio de e-mail marketing.